Hoy te vamos a poner más fácil la decisión sobre la castración de tu gato. Más allá de los mitos o dudas que puedas tener, lo cierto es que los beneficios de la castración en gatos son abundantes

Beneficios para las gatas

1. Con la castración de las gatas se elimina el celo y sus molestias

En las gatas los celos no son regulares. Depende en gran medida de factores como pueden ser los de índole ambiental, la raza, la convivencia con otros gatos, etc. 

Durante el celo, las gatas cambian su comportamiento. Maúllan insistentemente y dejan de comer. Ambas alteraciones del comportamiento dejan de tener lugar luego de la castración.

2. Se evitan tumores de mama

Como dato estadístico debes saber que los tumores de mama afectan a 1 de cada 4 gatas no esterilizadas. De ellos, el 80% son malignos y pueden trasladarse a otras zonas como metástasis hasta causar su muerte.

La castración precoz reduce el riesgo de sufrir tumores de mama. Si se lleva a cabo antes del primer celo se evitará la aparición de tumores en un 99%. Entre el primer  y el segundo celo  un 90%, y así sucesivamente.

3. Se reduce el riesgo de enfermedades infecciosas

Es común que los gatos se provoquen heridas durante la monta. También durante el celo es común que el gato casero aumente su contacto con gatos callejeros no vacunados. Por lo tanto aumenta la exposición a enfermedades altamente contagiosas la leucemia, inmunodeficiencia o peritonitis infecciosa.

4. Prevenimos la infección de matriz

En gatas castradas jamás aparecerá esta enfermedad porque no tienen útero. Y más de lo mismo en el caso del cáncer o infecciones uterinas.

5. Evitarás embarazos no deseados

Y por lo tanto la dificultad de encontrar quienes adopten a los gatitos. 

6- Las gatas castradas viven aproximadamente un 10% más que las que no lo están.

Esto es porque tienen menos accidentes, enfermedades y una vida más tranquila a nivel de estrés y emociones.

Beneficios para los gatos

1- Luego de la castración, los gatos dejan de intentar encontrar hembras en celo a toda costa

Por lo tanto, dejan de pelearse con otros machos. Así evitamos el escapismo y sus consecuencias.  Entre ellas el riesgo de accidentes por perseguir a una gata en celo desde cualquier posición, incluso saltando desde balcones o terrazas.

2- Se evita el marcaje del territorio con orina

Y por lo tanto evitamos que impregnen con el fuerte olor de su orina cualquier lugar de la casa.

3- Aumenta su esperanza de vida

Dado que se evitan los contagios por peleas y transmisión sexual. Es menos probable que los gatos castrados desarrollen infecciones y desórdenes del tracto reproductor y próstata. Igualmente que sufran infecciones genitourinarias bajas que puedan derivar en enfermedades renales. También se disminuye el riesgo de tumores testiculares y hernias perianales.

4- Tu gato tendrá una vida más feliz.

Eliminamos la urgencia de aparearse y la agresividad con otros gatos competidores, o ansiedad causada por ellos. Y al mismo tiempo no dejamos lugar a la frustración de no poder satisfacer su instinto reproductor.

5- Mejorará también sus relaciones con los humanos y otros animales.

Como podrás apreciar, la castración reportará más beneficios que perjuicios a tu gato o gata. Se trata de una cirugía que dura entre 25´a 30´ en hembras y unos 15´en gatos. Se realiza con anestesia general, por lo tanto no sufrirá dolor e incluso volverá a casa en ese mismo día. 

La recuperación también será rápida. Prácticamente en 24 horas podrá volver a su vida normal. 

Síguenos