muda de pelos en gatos

En condiciones naturales, el cambio de pelo o muda en los gatos se rige por lo que se denomina foto-períodos. Es decir, por la variación que existe en las distintas épocas del año de la luz que reciben y como consecuencia, de la temperatura a la que están sometidos.

Es así como los gatos que están expuestos  a las variaciones naturales de  luz y temperatura, sólo pierden pelo en determinados períodos del año. 

Generalmente en primavera, con la llegada del buen tiempo se produce uno de los cambios anuales en el pelaje del gato:  la pérdida del pelo del invierno.

¿Porqué mi gato pierde tanto pelo?

Sin embargo, los gatos caseros están expuestos a más horas de luz. Ellos disfrutan de la luz natural y también gozan de privilegios humanos tales como luz artificial y temperatura constante durante todo el año.

Lo más probable es que tu gato no pase frío en invierno gracias a la calefacción. Y lo mismo ocurre en verano, ya que estará a resguardo de las altas temperaturas ya sea por ventiladores, aire acondicionado o la simple sombra de una cómoda vivienda humana.

Ésto hace que sus mudas no se lleven a cabo en los ciclos naturales. El resultado es que tu gato cambia de pelo de manera constante durante todo el año.

¿Cómo puedes ayudarle durante las mudas?

Además de los inconvenientes que éste hecho pueda tener a la hora de limpiar la casa, la muda permanente de pelo también tiene su molestia para nuestros gatitos.

Como los pelos no son de fácil digestión, es normal que tu gato a veces se ahogue por las famosas bolas de pelo. Y si consigue tragarlas sin vomitar, también le resultarán molestos al atravesar todo su aparato digestivo.

Para favorecer la salud del pelo de los gatos caseros que están en constante muda, es recomendable darles alimentos específicos para el cuidado de su pelo y piel. 

Por último, según se trate de un gato de pelo largo o corto, la frecuencia del cepillado deberá ir en aumento. Además de evitar los molestos y dolorosos nudos, evitarás que se trague los pelos que se desprenden o que te dejen el sofá perdido de pelos.

Si quieres conocer algunos consejos útiles, te recomendamos leer nuestra entrada de trucos caseros para la vida diaria con gatos.

Síguenos