trucos para gatos

Todos amamos a nuestros gatitos, pero puede que a veces sientas que todo cuesta un dineral y que ante lo más mínimo te toca dejarte una pasta para verlo sano y feliz.  Hoy te traemos una lista de 7 remedios caseros  para gatos. Podrás aplicarlos para dar solución a problemillas simples del día a dia de tu gato.

Recuerda en todo momento que debes aplicarlos en casos leves. Siempre que alguno de los problemas persista debes recurrir a tu veterinario de confianza. A veces lo que podría parecer una tontería, es en realidad un síntoma de una enfermedad que no conocemos.

Dicho ésto, presta mucha atención a éstos remedios caseros para gatos:

1- Para los ácaros

Los ácaros son esos molestos parásitos que a veces habitan en la piel de nuestros mininos. Se pegan a la piel y se alimentan de su sangre. Especialmente en las orejas, entre los dedos de sus patitas y en la parte interior de los muslos. Sabrás si los tiene porque lo verás rascarse insistentemente e incluso sacudir enérgicamente la cabeza.

Prepara la siguiente mezcla: pela y pica unos cuantos ajos y déjalos macerar en aceite de oliva durante al menos 12 horas. Pasado éste tiempo, aplícalo en las zonas afectadas. Déjalo actuar unos minutos y luego retíralo con una gasa estéril.  El ajo es un excelente bactericida natural. Si no te convence su olor en tu gato, puedes probar con aceite de almendras sólo o aceite del árbol del té.

2- Diarrea

En el caso de diarreas ocasionales, de corta duración, puedes seguir los siguientes remedios caseros:

Dieta blanda basada en arroz blanco (nunca integral) mezclado con pollo sin piel ni huesos. Aliméntalo en pequeñas cantidades con varias dosis de comida al día. Vigila muy bien que beba agua para evitar su deshidratación. 

También puedes darle pequeñas cantidades de yogur natural sin azúcar,  edulcorantes ni sabores. Es un buen remedio para ayudarle a recuperar la flora intestinal. También valen pequeñas dosis de jugo de aloe vera, que puedes extraer directamente de la planta o comprar en gel en el herbolario.

Recuerda en todo momento que si la diarrea persiste o aparecen otros síntomas como fiebre, decaimiento, etc. debes recurrir inmediatamente a tu veterinario.

3- Pulgas y garrapatas

Puedes mezclar 200 ml de agua con 2 cucharadas de vinagre de manzana. Utiliza ésta mezcla al bañar a tu gato. Deja actuar unos minutos y luego enjuaga. 

También puedes utilizar 4 ó 5 gotas de aceite de lavanda mezclados con el champú habitual. Y si tu gato no es muy amigo de los baños, puedes diluir ese aceite de lavanda en otro como por ejemplo el de almendras y pulverizarlo directamente sobre el pelaje.

4- Ojos irritados o con lagañas

Aplica una bolsita de té de manzanilla tibio en los ojos 3 o 4 veces al día. También puede valer un algodón empapado en dicha infusión tibia. Es uno de los remedios caseros para gatos más populares.

5- Bolas de pelo

Una opción casera a la famosa malta para las bolas de pelos de los gatos es la mantequilla. Prueba a darle media cucharadita cada tanto (no es necesario hacerlo a diario) y verás como deja de sufrir con esas molestas bolas de pelo.

6- Pelo brillante

Algunos alimentos light eliminan las grasas para evitar la obesidad. Pero también las grasas buenas, como son el omega 3 y 6. Éstos aceites son los responsables de un pelaje sano y brillante.

Los pescados azules son ricos en ellos. Puedes darle cada tanto salmón o atún fresco (mejor si ha sido congelado anteriormente). Vigila que no contenga piel ni espinas. Además de encantarle, mantendrá su pelaje suave y brillante.

Si no tienes salmón o atún, puedes empapar su pienso con una cucharadita del aceite de las sardinas. Con una vez a la semana es suficiente para ver estupendos resultados en poco tiempo.

7- Eliminar el olor de orina

Si ha habido un pequeño accidente y tu gatito ha hecho pipí donde no debía sigue éste procedimiento:

Seca totalmente con papel de cocina hasta que no quede rastro de pis. Luego, mezcla agua y vinagre a partes iguales. Empapa un paño con ésa mezcla y limpia la superficie afectada.

Si ha sido sobre un tejido (alfombras, sofá, colchón…) espolvorea abundantemente bicarbonato de sodio y déjalo actuar durante unas horas. Al retirarlo no quedará ni rastro del olor a pipí.

Te interesará también:

Cómo limpiar las orejas de los gatos

7 medidas eficaces contra la alergia a los gatos

Los cambios de pelo en los gatos

Síguenos